Sabias... ¿Cómo deducir facturas del extranjero?

Actualizado: 16 abr 2020


Si tu empresa suele hacer negocios con compañías extranjeras sin domicilio fiscal en México, probablemente te has preguntado cómo deducir sus facturas.

Aquí te damos algunos consejos que debes tener en cuenta cuando quieras deducir facturas del extranjero.



En primer lugar, debes distinguir entre los tres casos más comunes.


1.- Extranjeros sin establecimiento permanente en México, pero sí venden o arrendan bienes en el país.

En este caso, la Resolución Miscelánea Fiscal (RMF), en su regla 2.7.1.16 señala que para poder deducir o acreditar los comprobantes, deben cumplir estos requisitos:

Nombre, denominación o razón social, domicilio y, en su caso, número de identificación fiscal, o su equivalente, de quien lo expide, lugar y fecha de expedición, clave RFC de la persona a favor de quien se expida o, en su defecto, nombre, denominación o razón social de dicha persona. Los requisitos establecidos en el artículo 29ª-A, fracción V, primer párrafo del CFF. Es decir, la cantidad, unidad de medida y clase de bienes o descripción del servicio. Valor unitario consignado en número e importe total consignado en número o letra.

Cuando se trata de mercancías importadas, debe incluirse el número y fecha del documento aduanero. Tratándose de la enajenación de bienes o del otorgamiento de su uso o goce temporal, el monto de los impuestos retenidos, así como de los impuestos trasladados, desglosando cada una de las tasas del impuesto correspondiente; o bien, se adjunte al comprobante emitido por el residente en el extranjero sin establecimiento permanente en México, el CFDI que emita el contribuyente por las retenciones de las contribuciones que efectuó a dicho residente en el extranjero. Lo anterior sólo será aplicable cuando dichos actos o actividades sean efectuados en territorio nacional de conformidad con la Ley del IVA.


2.- Extranjeros sin establecimiento permanente en México que realizan operaciones con residentes en México fuera del territorio nacional.

En estos casos, se debe utilizar el formato y documentos que la empresa extranjera esté obligada a usar según las leyes de su país. Lo único es que, si el contribuyente de México quiere importar bienes al país, debe cumplir con los requisitos para deducir importaciones.

Por otro lado, desde que entró en vigor el CFDI en 2014, todas las facturas se hacen en formato XML. Para ser válidos deben ser timbrados a través de la aplicación del SAT o por un proveedor autorizado de certificación (PAC). En otros países no se utiliza el formato XML, así que las facturas del extranjero pueden ser presentadas en formato PDF.


3.- Extranjero con establecimiento permanente en México.

En este caso, se trata a la empresa extranjera como cualquier otro contribuyente mexicano. Es decir, sus operaciones y comprobantes fiscales deben seguir los lineamientos de los artículos 29 y 29-A del Código Fiscal de la Federación. Estas empresas sí están obligadas a emitir CFDI por sus operaciones.

252 visualizaciones1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo