Tipos de seguro para un emprendedor

Actualizado: 16 abr 2020


En México existen más de 14 millones de pymes que están en riesgo, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). Un emprendedor se expone a ciertos riesgos a partir del día en que comienza su empresa incluso antes de que el primer empleado sea contratado.

Una demanda legal o un evento catastrófico fuera del control de la empresa son suficientes para destruir un negocio antes de que éste pueda reaccionar. Afortunadamente existen numerosos tipos de seguros que pueden salvar tu negocio y evitarte la pena de que un suceso externo acabe con todo.

Los bienes que debe asegurar una empresa dependen del giro de la misma, sin embargo, existen situaciones a las que un gran porcentaje de pequeñas y medianas empresas se enfrentan por igual, y pueden prevenirse con un buen seguro.

Aquí te explicamos 5 tipos de seguro para tu compañía.

1. Póliza de dueño de la empresa: Brinda cobertura de responsabilidad civil en caso de que un miembro o un producto del negocio causen daños a terceros. También protege en caso de suspensión de actividades, la cobertura aplica sobre la pérdida real que haya tenido el negocio a causa de la interrupción de actividades, derivada de un siniestro que esté amparado en la póliza.

2. Seguro de daños a la propiedad: Aquí se habla de asegurar el equipo, inventario, espacio de trabajo, mueblería etc. Supongamos que por algún motivo ocurre un incendio en el espacio de trabajo, existe un robo, hay vientos fuertes que destruyen parte del mobiliario,etc. ¿Cuánto podría costar el remplazar todo el material de trabajo? Aún si el negocio está en casa propia , debemos considerar un seguro de este tipo.

Existen desastres derivados de la naturaleza, tales como una inundación causada por un huracán o un terremoto, cuyos daños causados probablemente no serán cubiertos por una póliza estándar. En otros casos, los seguros de daños a propiedad no cubren daños por el deterioro (uso) de la misma propiedad. Asegúrate que la póliza cubra pérdidas fuera de la propiedad.

3. Seguro de gastos médicos: Aunque el tipo de trabajo que desarrollen los empleados sea relativamente de bajo esfuerzo físico, no contar con este seguro puede resultar en una demanda muy costosa en caso de no tener cobertura y sufrir algún accidente en horario de trabajo.

4. Seguro de vehículo: Contrata un seguro de auto que cubra (por lo menos) daños a terceros, al empleado que lo conduce y que además proteja la unidad automotora. En caso de que el empleado utilice su propia unidad para fines del trabajo, ésta también debe estar asegurada y proteger tanto al conductor, como a terceros.

5. Seguro de vida: Algunas aseguradoras incluyen esta prestación bajo un esquema de descuentos nómina, el cual permite a las empresas tener un seguro de vida para sus empleados sin desembolsar grandes cantidades de dinero. Este seguro consiste en brindar una suma de dinero al familiar designando por empleado, en caso de fallecimiento. Un seguro para el negocio es tan personalizable como la empresa lo necesite, las coberturas más comunes son aquellas contra incendios, robo de mercancía y responsabilidad civil general.

Contar con protección para tu empresa es tan importante como el de tu auto o tu seguro de gastos médicos, pues significa la diferencia entre la pérdida de tu negocio o el éxito del mismo. Un seguro para tu negocio siempre será presupuestable, un evento catastrófico sin seguro nunca lo será.


3 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo